Cultura de la colectividad virtual

cultura cv

Por. Brizeida Hernández Sánchez/ formadora en ambientes virtuales de aprendizaje

Cada ecosistema en los que participamos tienen reglas y normas, en el caso de los entornos virtuales de aprendizaje, se busca crean una cultura de la colectividad, una cultura de participación, que genere metacognición, emprendimiento y emprendizaje para compartir conocimientos significativos y profundos; para tener conciencia de la transferencia como meta única a alcanzar en estos sitios.

Este nuevo paradigma de aprendizaje en red, deja de lado el egocentrismo para llegar a la generosidad y la teoría del conectivismo, lo que llamamos conexión en red, los invito a revisar cómo se trabaja hoy wikipedia, ese es el mismo sistema que usamos en comunidades virtuales de aprendizaje, la permanente colaboración.

La participación en una comunidad virtual constituye un factor de flexibilización de las estructuras docentes, sus metodologías, enfoques, visión de trabajo en horizontal. Esa capacidad de compartir información de temas generales o específicos o sobre sus necesidades y experiencias; de allí surge una interacción constante en espacios y entornos diversos de la web. La frecuencia participativa de sus usuarios dependerá de la calidad – cantidad de información; seguidores y por última instancia, las herramientas de comunicación utilizadas por dicha comunidad.

Existen diversos tipos de comunidades virtuales de aprendizajes en los que sus usuarios tiene la cultura del trabajo colaborativo, apoyados de diversos elementos que hacen potente a las comunidades, una de esas herramientas potentes son los foros, estos foros parten de una máxima, que la participación es abierta y sus estructuras son horizontales en funcionamiento. Un foro   es un espacio vivo y requiere de una responsabilidad compartida y que se entienda como dinámico.

Para llegar a verdaderos ecosistemas con cultura de colectividad, hay que trabajar con todos los usuarios para que tengan privilegios y oportunidades para usar, construir y curar contenidos, donde todos produzcan, editen y compartan contenidos relevantes.

Estas comunidades necesitan elementos para el desarrollo de las actividades como las plataformas de base para poder desarrollar los contenidos, de su capacidad dependerá la interacción entre usuarios y facilitadores, y por supuesto la intervención de artefactos digitales; sin embargo otros elementos son: la accesibilidad de los participantes; la cultura de participación, colaboración, diversidad y compartir, las destrezas comunicativas disponibles entre los miembros, contenido relevante, además de la curiosidad, indagación, compromiso, deseo de trabajar en colaboración, superación de las fronteras y sentimiento de pertenencia a esas comunidades.

Un punto importante es que sus usuarios estén en el centro del aprendizaje. Si esta condición se da, los beneficios pueden ser muchos, ya que al utilizar el dialogo como eje central del proceso, se logra una mayor interacción y participación. La responsabilidad compartida favorece el que todos los miembros de la comunidad. Desarrollando así la construcción del conocimiento colectivo por medio de la búsqueda de soluciones a problemas, involucrando a cada usuario a través del trabajo cooperativo y solidario.