Docente competenciales

 

La educación tiene docentes que cumplen con altas competencias profesionales en, sus formas de evaluar los aprendizajes, la didáctica, la gestión, los recursos utilizados, y contar con competencias pedagógicas o capacidades de docencia (Meller y Brunner, 2009). No obstante, los estudios de Meller y Brunner, 2009; OCDE, 2009; Barrientos et.al, 2015.  Se requiere docentes atentos a los avances tecnológicos y curriculares que puedan facilitar el aprendizaje de los estudiantes volviéndolos protagonistas de sus propios procesos formativos (Barrientos et.al, 2015).  Considerando su rol de facilitador, las distintas dimensiones del proceso formativo y el compromiso con la equidad, se espera que el docente:

  • Identifique las características socioafectivas de sus estudiantes y sus estilos de aprendizaje.
  • Planifique estrategias metodológicas para el logro de los aprendizajes, considerando la necesidad y sus recursos.
  • Escoja y utilice diversas metodologías activas y dinámicas.
  • Motive la participación de los estudiantes en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
  • Construya instrumentos de evaluación de los aprendizajes que apunten a retroalimentar al estudiante. Las competencias disciplinarias y genéricas requeridas, ofrecer instancias pedagógicas adecuadas (OCDE, 2009). Con todo, la formación requiere que el docente identifique y contextualice contenidos, los plantee adecuadamente en términos metodológicos considerando las características de los contextos de desempeño profesional, los enfoques y recursos especializados, y las características de sus propios estudiantes.
  • Los docentes requieren estar vinculados directamente al contexto, al mercado laboral para potenciar estas características a través de una formación pertinente y significativa, asociada a las características de entornos productivos particulares.