Educación para emprender

Por. Brizeida Hernández Sánchez

emprendizajeLa educación emprendedora tiene como principal objetivo enseñar a los estudiantes poner la teoría en práctica y comprender qué es el emprendimiento; esta metodología surge como una herramienta crítica para el  desarrollo de las competencias  en la que se invita a la creación, la innovación, la gestión de conocimientos; esto hace posible aprender a ser emprendedor utilizando estrategias diferenciadas.

Trabajar en las escuelas con estrategias de innovación, proyectos, e investigación tiene  efecto sobre el rendimiento del estudiante permitiéndoles  ganar autoconfianza y motivación, los lleva a ser proactivos, creativos y aprenden cómo trabajar en equipo.

El emprendizaje  están muy centrados en la explotación de oportunidades, transformando los contenidos en aprendizajes útiles y funcionales; pero no sólo se trata de tener una idea,  supone una actitud, trabajar en  desarrollar capacidades para el cambio, experimentar, ser flexible y abierto y sobre todo, arriesgarse  usar los recursos, medios, herramientas tecnológicas de última generación.

Se basa en un trabajo desde la práctica donde el aprendizaje es activo, cooperativo y significativo. Para ello la relación entre el centro educativo y los hechos de su entorno más cercano están presentes diariamente. Emprende propone la participación docente y familia.

La meta es demostrar que los cambios se pueden hacer desde la escuela con una metodología cotidiana, accesible a la mano del educador, buscando oportunidades de éxito en cada estudiante enfocada en el currículum, usando evaluaciones que permitan las tomas de decisiones educativas de mejora camino hacia la excelencia.

Cada educador tiene la responsabilidad de guiar y mediar el saber con orientaciones basada en los métodos científicos que desde la escuela generen saberes para la vida, para que  sean  hombres y mujeres  productivo a su patria, críticos ante la sociedad y tomadores de decisiones  en situaciones diversas.

El aprendizaje es un proceso basado en la experiencia que produce un cambio conductual permanente, es necesario para aprender y adaptarse al ambiente de la manera más adecuada. El emprendizaje tiene muchos factores, como por ejemplo, la motivación, la cultural, el medio ambiente, la interacción, la edad, entre otras y la didáctica implica esa esencia del que hacer educativo.