¿Qué es una escuela para la familia?

familia La idea de una plataforma de ayuda a la familia es un proyecto dirigido por Brizeida Hernández Sánchez con la meta de colaborar con los padres de familia en todo el proceso educativo de sus hijos, con una metodología colaborativa, optimista y alta accesibilidad. La familia tiene alto valor en sí misma y desempeña funciones intransferibles como base de la sociedad que es.

 

“Educa al niño de hoy y no castigarás al hombre del mañana”. Pitágoras.

 

Este espacio reúne servicios específicos en formación con un objetivo de ser un portal de referencia educativa para la familia, el profesorado y los centros educativos. Los padres de familia nos expresan  que se sienten solos y desbordados por la complejidad del acto didáctico por lo que poner a disposición los conocimientos y nuestras experiencias pedagógicas es la única meta por alcanzar.

Una escuela para la familia tiene objetivos claros y específicos:

–       Proporcionar información concentrada  sobre la educación de sus hijos.

–       Asesorarles para que desempeñen parte de las responsabilidades desde su enfoque de familia.

–       Informarles sobre las herramientas y recursos educativos abiertos existente y aplicables.

–       Compartir inquietudes y experiencias en el plan de mejora de la educación.

–       Ser un soporte de referencia y mantener alto grado de colaboración.

Son tres aspectos que nos aporta la familia a la escuela sus conocimientos, actitudes y valores; el trabajo de los padres es complejo, continúo y a la vez gratificante, jamás sustituiremos su ayuda, estimulo, tutela y cariño hacia sus hijos.

En la sociedad del conocimiento y la información los padres requieren preparación y formación, para estar involucrados en la educación de sus hijos es decir para criar, preparar y adiestrar.

 

“A los padres se les culpa, pero no se les educa”. Thomas Gordon

 

 

La Escuela de Padres  es una estrategia  formativa preventiva que sirven de motivar a otros grupos familias hacia la búsqueda  de formación permanente desde el proceso de socialización, padres preparados – padres responsables con la visión de corresponsabilidad y educación paterna lo que significa familias sanas y sabias.

 

La adquisición de  competencias básicas, es fundamentales para el aprendizaje a lo largo de la vida, aquí es básico el papel de las familias. Esta línea de trabajo se centra fundamentalmente en el desarrollo de las competencias en los ámbitos no formal e informal a lo largo de la vida. Es escasa la colaboración de las familias con el sistema educativo, debido quizás a la falta de recursos.

 

Teniendo en cuenta que las competencias no solo deben desarrollarse en el ámbito formal, sino también en el no formal e informal, parece necesario potenciar la implicación de la sociedad en general y de las familias en particular en el aprendizaje por competencias.