Hablando de metodologías ágiles para el aula

Para dar respuesta a los cambios que se suscitan en el mercado y la sociedad, las escuelas requieren innovar en sus metodologías y estrategias para gestionar el aprendizaje.  Es inminente aprovechar oportunidades generados por estos cambios, o también para subsistir o crecer, sin embargo, es posible que los esfuerzos para innovar se ven limitados por ambientes poco favorables.

Ahora vivimos una realidad totalmente cambiante, acelerada y potente, altamente dinámica, el desarrollo del conocimiento y la tecnología son exponenciales, entonces; los cambios suceden a cada momento, también son complejos y exponenciales, como tal, los riesgos aumentan, no podemos seguir haciendo lo de siempre, lo que mejor conocemos. Necesitamos hacer cosas nuevas para dar respuesta los cambios, y debe ser en la misma dinámica, entonces debemos Innovar.

 

Al igual que el Estado en la sociedad, la escuela debe propiciar la innovación, cuestionar la forma como se hacen las cosas actualmente, y visualizar lo que en realidad se requiere de la juventud. Considerando el nuevo y cambiante contexto, debemos aprender asumir riesgos, la innovación es riesgo por naturaleza, en tal sentido; también necesitamos se generen ambientes que permitan la experimentación y el fracaso, ello son indispensables para la innovación.

En las aulas con los profesores:

  • Formamos y capacitamos al profesorado
  • Diseñamos talleres creativos ajustado a las necesidades de la escuela
  • Trabajamos con los docentes en nuevas propuestas
  • Contextualizamos con proyectos reales y viables
  • Favorecemos un ambiente lingüísticamente enriquecido.

En las aulas con los estudiantes:

  • Realizamos talleres basados en retos
  • Creación, ideación y prototipo
  • Trabajo en equipo y toma de decisiones
  • Si es de interés contactamos