La cadena de aprendizaje

La escuela exige desarrollar habilidades, conocimientos y actitudes, tenemos un gran reto, estamos inmersos en grandes cambios. Accedemos a la mejor información del mundo desde nuestro computador. Tenemos la capacidad de discernir,  hay que hacer útil el conocimiento, hay que aplicarlo.

Ahora está el fenómeno de la instantaneidad, lo queremos todo y lo queremos ya; esto choca con los valores de del  esfuerzo, la constancia, pero para conseguir un conocimiento consolidado hemos de hacer mucho más, desde todo el recorrido a lo largo de la vida.

El docente tiene que aprender toda la vida, una vida de aprendizaje continuo, ¿cómo aprendemos? La  forma que la persona aprende es cuando enseña. Hay que hacer el mismo recorrido. Eso lo tenemos que tener presente siempre.

Si, decimos que el acto de enseñar es algo nuevo (competencias), se necesitan nueva información, sabemos que la pedagogía es una ciencia que se alimenta de otras ciencias; entonces, como enseñan los profesores, lo podemos responder en una palabra, “explicando”, una clase dura una hora, como mantener la atención en una hora,  la primera pregunta es ¿Qué sabes del tema? Antes de explicar hay que contextualizar, nadie descontextualizado aprende. Saber significa resolver problemas; acto seguido hay que evaluar, ¿cómo evaluar? En la evaluación se tienen que usar las mismas preguntas que se dieron en clase, siguiendo la cadena de sentido común.

El profesor tiene que saber cómo se adquiere la información (los procesos previos); cómo decepciona la información, patrones perceptivos, atención, categorización ¿cómo le vamos a enseñar? ¿Conocemos sus procesos de almacenamiento? Sobretodo aprendemos porque transferimos información.

Hay que prepararse para enseñar, hay que saber metodologías activas, pero es un tema actitudinal y de compromiso con la educación. Para lograr conocimiento del impacto hay que saber cómo enseñamos y con qué enseñamos; luego preguntamos ¿cómo sabemos que si lo que hacemos funciona? ¿Qué evidencias tenemos para comprobar? Todos los actores del proceso educativo tienen que conocer su progreso y el impacto de las actividades de aprendizaje para actuar en consecuencia. Esta cadena de aprendizaje necesita un maestro o profesor que rete a los estudiantes y faciliten su aprendizaje y que su única meta sea que sus estudiantes aprendan. Mientras que los estudiantes requieren capacidades, herramientas para apropiarse del conocimiento.

Más información en http://www.investigayeduca.com/