MI HIJO NO QUIERE ESTUDIAR

Por. Brizeida Hernández Sánchez /Psicopedagoga

no quiere estudiarComo padres una de las situaciones más complicadas que enfrentamos  son los estudios  de nuestros hijos en casa,  por lo que  es muy valioso  conversar con tu hijo sobre  tu papel de padre/madre frente al estudio y tener presente que la familia educa siempre. Es fundamental seleccionar el tiempo y la exclusividad que requiere cada hijo. Con un lenguaje positivo y respetuoso de la mano de la paciencia y la insistencia.

Lo primero es establecer una rutina que van desde repetir las indicaciones; claro, sin agobiar; procura que se un tiempo placentero y delicioso para el niño/a. Aprende poco a poco de los detalles que tiene  tu hijo no te fijes en sus errores,  evita compararlo con sus hermanos, hazle saber lo bueno que tiene.

Hay que considerar la edad que tiene tu hijo y su nivel de independencia por lo que es necesario saber y contralar esta situación. Busca un equilibrio positivo, desde su grado de autonomía y siguiendo las normas previamente establecidas en casa (horarios, lugar, tiempo, tareas, otras).

En casa es necesario reglas y normas a cumplir para que tengan claro lo que se espera de su desempeño, por lo que a la hora de estudiar es necesario una agenda o calendario para determinar que tareas  y qué forma se realizará. Es prioridad que estemos seguros de  las tareas y la metodología de trabajo, todo esto en un ambiente amable y sosegado. (Contemplar cantidad vs tiempo).

Cada niño conoce perfectamente el carácter de sus padres, por lo que tu consistencia y firmeza es clave en la actividad de estudio en casa. Establece contacto visual y físico.

Por lo general las escuelas tienen sus agendas y calendarios, las debes conocer por lo que se le pedirá actividades cortas y concretas de forma muy sencilla, es necesario que des un tiempo suficiente y metas claras. No olvides de cómo padre/madres tienes que acompañarlo en sus dudas.

Recuerda es importante qué, cómo, cuándo y dónde estudiar en casa. En cada momento escucha, mira, comprender y orienta a tu hijo, los padres realizan una serie de acciones basadas en sus  experiencias, hábitos y tienen sus propios modelos de comunicación hay que usarlos en la organización de las actividades del hogar y a favor del aprendizaje.

Lo que desde tu papel haces es muy rico y alto valor como son las rutinas,  la sistematización, la frecuencia, el tiempo, son clave para que tu hijo aprenda a estudiar en casa ofrecen beneficios y una satisfacción incalculables.

La familia es la mano derecha de la escuela por lo que involucrarse en entender el aprendizaje para apoyar de forma efectiva a sus hijos garantiza el éxito y la buena adaptación al estudio.

Como docentes proponemos conocer esa dinámica familiar; que implica los dos componentes sociales (escuela – familia)  desde  un servicio online en el que usando las tecnologías de la información y la comunicación, desde tus dispositivos móviles puedes actualizarte en este tema que  es de alto valor. http://www.investigayeduca.com/blog/ .